Su carrito de compra - MXN. 0.00

You have no items in your shopping cart.

Limpieza


  • CUIDADO Y LIMPIEZA DE TU PANTALLA DE T.V.

    Si eres de los afortunados que ya tiene en su casa un imponente televisor LED, te enseñaremos cómo deberás limpiar su ultra delicada pantalla para que puedas disfrutar de ella por muchos años más.

    Para realizar una correcta limpieza de este electrodoméstico, tanto del marco como de la pantalla, deberás utilizar un trapo que esté totalmente limpio (sin pelusas) es preciso que obtengamos un paño de los llamados de microfibra, suave y seco. Por ejemplo, muchos de estos televisores incluyen al comprarlos un paño destinado a este fin.

    Nunca deberás hacer uso para este fin de limpiacristales, jabón, detergentes, alcohol, amoniaco o benceno, por ejemplo. Otro elemento que se debe evitar son las almohadillas abrasivas o las toallas de papel, ya que dañaremos la pantalla de forma permanente.

    Primero deberás desconectar el televisor antes de empezar con la limpieza. Para limpiar la pantalla, pasaremos a utilizar el paño que indicamos con anterioridad, aplicándolo de forma muy suave sin realizar presiones porque podríamos dañar la pantalla, ya que son muy frágiles.Por ello es necesario que no presionemos en ningún momento, salvo en aquellos lugares en los cuales encontramos suciedad pegada. Sin embargo, tampoco debemos presionar demasiado, ya que si la mugre no sale a los primeros intentos, lo mejor será probar con un paño húmedo.

    Pondremos sobre el paño (nunca en la pantalla) un poco de spray limpiador especial para pantallas. Como mencionábamos, si no podemos limpiar completamente la pantalla, debemos hacerlo con un paño húmedo, pero nunca jamás embebido en líquidos que contengan alcohol en su fórmula tales como los limpiadores de cristales.

    En este punto, uno de los mejores y más económicos limpiadores disponibles para realizar la tarea es el agua destilada, la cual también podremos mezclar en una proporción del 50% con vinagre blanco destilado, lo que mejorará el potencial limpiador del líquido. Para finalizar, dejaremos secar el televisor antes de enchufarlo.

    Una vez que hemos terminado con la pantalla del televisor, y para completar su limpieza, nos haremos cargo del gabinete plástico, el cual puede ser aseado con un paño de microfibra apenas humedecido en agua. En este caso, no es aconsejable usar la mezcla de agua destilada y vinagre blanco destilado ya que podría arruinar el acabado.

    Más consejos a tener en cuenta

    Además de la pantalla, una televisión de pantalla plana incorpora otra electrónica muy precisa y delicada, y por lo tanto no debe estar expuesta a ciertas condiciones que podrían dañarla.

    Tal es el caso de las rejillas de ventilación. Estos respiraderos son esenciales para que el calor generado por los componentes se disipe correctamente, y por lo tanto no deben ser bloqueados. Tampoco debemos ubicar al televisor cerca de estufas o calefactores, ni exponerlo directamente a la luz del sol.

    Otro punto muy importante a tener en cuenta es mantener al televisor lejos de la humedad o de lugares en los que corra peligro de mojarse. Siempre mantener la unidad seca.

    Los rayos durante una tormenta son un peligro mortal para nuestro televisor. Para estos casos, nada mejor que desenchufar la unidad de la toma eléctrica hasta que la tormenta pase, haciéndose extensivo este consejo para todos los demás electrodomésticos y aparatos en nuestro hogar.

    Si tomamos estos consejos, y usamos un poco el sentido común, seguramente estaremos extendiendo por muchos años la vida útil de nuestro televisor, y evitar costosas reparaciones o hasta incluso el reemplazo de la unidad.

  • Limpieza de Salas

    Hoy nos toca hablar de LA LIMPIEZA DE LAS SALAS

    A la hora de saber cómo limpiar un sofá quizás lo más importante sea conocer por qué se ensucia y las causas por las que se mancha, de esta manera evitaremos futuras manchas y lograremos una prevención que a la larga nos hará ahorrar en tiempo de limpieza o en dinero si compramos un sofá nuevo.

    Usar a diario el sofá lo acaba dejando sucio, con la tapicería manchada, con pelos y restos de comida etc. Dejar el sofá como nuevo requiere una limpieza muy a fondo. En los supermercados seguro que puedes ver cientos de productos específicos para la limpieza de un sofá.
    Estos productos pueden resultar muy caros y el resultado final no ser lo que esperabas. Tampoco recomendamos que a la primera de cambio acudas a pedir ayuda a un profesional de la limpieza porque podría salir muy caro también, por todo ello, te invitamos a que sigas leyendo porque vas a prender cómo limpiar correctamente un sofá sin utilizar productos muy caros y sin dañar ni estropear la tapicería del sofá.

    1.-Pasar la Aspiradora
    Las aspiradoras, por lo general, tienen un accesorio que se acopla al tubo y que es específico para limpiar el sofá. Mediante este accesorio podemos absorber las partículas de suciedad de la tapicería, el polvo y otros desechos. Este es el primer paso antes de limpiar nada, igual que tenemos que barrer un suelo antes de trapear, necesitaremos aspirar la suciedad del sofá antes de limpiar con otros productos. Es recomendable pasar la aspiradora al menos una vez por semana y limpiar el sofá a fondo una vez al mes.

    2 – Preparar una mezcla de productos.

    Existen muchos productos comerciales en el mercado específicos para sofás, para sillones, para pieles de cuero etc. Estos productos suelen ser bastante caros y los resultados pueden ser a veces inapreciables. Es aconsejable que usted mismo prepare una mezcla casera que seguro saldrá más barata, sin productos químicos que dañen el medio ambiente ni su salud y que dejara unos resultados muy buenos.

    Mezcla de productos

    Se trata de mezclar un vaso de agua caliente con un buen chorro de jabón líquido sin parabenos, como el que podemos usar para limpiarnos las manos. Mezclamos muy bien todo con una batidora de modo que se quede blanquecino y con espuma. Con este líquido conseguiremos limpiar sin miedo a intoxicarnos ni a dañar la superficie del sofá.

    3 – Aplicar el producto.

    Para aplicar este líquido usaremos una esponja limpia o un cepillo muuuy suave, ya que si usamos otro tipo de trapo podemos arañar y dañar para siempre el sofá. Mojaremos la esponja en LA ESPUMA y lo aplicaremos en el sofá con movimientos circulares, siempre de arriba hacia abajo para evitar que las gotas o derrames caigan sobre la zona ya limpiada.

    esponja para sofa

    4 – Eliminar la espuma

    No es bueno que haya espuma sobre el sofá, el exceso de espuma puede decolorar la tapicería al secarse, por lo que recomendamos pasar una espátula de plástico e ir recogiendo el exceso de espuma. Podemos usar un trapo limpio mojado en agua fría para aclarar el resto de la superficie del sofá.

    Aplicar el producto

    5 – Dejar secar.

    Por último, dejaremos que el sofá se seque al aire, abriendo las ventanas, o usando ventiladores que apunten hacia el sofá, de este modo, en pocas horas lo tendremos seco.

    Consejos finales:

    Para mantener el estado de limpieza y que dure mucho más, recomendamos tomar precauciones a la hora de consumir alimentos.
    Utilizar un plato para recoger las migas, no apoyar restos de comida sobre la tapicería, y en caso de derrame de alguna bebida, limpiarla y secarla tan pronto como se pueda para evitar que la mancha se quede de manera permanente. La rapidez es vital para conseguir un buen resultado.

  • CUIDADO Y LIMPIEZA DE TU COCINA


    CUIDADO Y LIMPIEZA DE TU COCINA

    En nuestra cocina la suciedad es más habitual que en resto de las habitaciones, se acumula grasa de la preparación de alimentos, hay más humedad, siempre hay accidentes con salsas, refrescos, etc y además hay mucha gente, lo que significa siempre mayor desorden.

    Por eso es necesario que tengamos un cuidado especial con los muebles de nuestra cocina que los limpiemos a conciencia, o más que limpiar, sobre todo que los cuidemos.

    El cuidado de estos muebles depende mucho del tipo de materia del que hablemos, no es igual el cuidado de unos armarios de madera maciza que de otros en laminado, por eso hoy voy a hablaros de cómo cuidar los diferentes tipos de muebles para obtener el mejor resultado y nuestros muebles de la cocina estén siempre perfectos.

    Si se trata de muebles de madera maciza debemos limpiarlos con un paño húmedo con agua tibia, y no utilizar detergentes, productos fuertes, o solventes.

    Después de limpiar con el paño hay que secar para que la madera no se deteriore, con una gamuza limpia, siempre frotando en e sentido de las vetas de la madera.

    Si hablamos de muebles laceados, es conveniente limpiar con un paño de microfibra con agua tibia y jabón neutro, y secarlos por supuesto, con paños muy suaves.

    Si se trata del tercer tipo de materiales más utilizados, los laminados lo mejor es también usar una bayeta de celulosa humedecida en agua tibia y jabón neutro y secarlo con una gamuza limpia de arriba a abajo o de izquierda a derecha, sólo en una dirección.

    Estos son los tres casos principales que se pueden dar en nuestra cocina, pero si no se trata de tu caso lo que debes tener siempre en cuenta es que NO debes usar:
    *productos con silicona o agentes abrasivos
    *productos con amoniacos, lejías, disolventes, alcoholes o gasolina
    que puedan producir accidentes
    *estropajos de acero inoxidable que dañen la superficie

    www.genezimuebles.com.mx

  • COMO LIMPIAR TU BAÑO


    La limpieza de un cuarto de baño

    Es una de las tareas más temidas del hogar. Fregar bañeras, inodoros y azulejos no es exactamente un pasatiempo divertido y emocionante, no obstante es una tarea que debe realizarse. La limpieza del cuarto de baño no resultará un trabajo tan desagradable si lo hace bien. Siga estos pasos para limpiar un cuarto de baño:

    1. Comience por reunir todos los materiales necesarios, tales como productos de limpieza, incluyendo limpiadores de piso, limpiador de inodoros (el tipo desechable trabaja mejor y es mucho más higiénico) y limpiador de vidrios, guantes, cepillo de baño, toallitas desinfectantes, esponjas y estropajos.

    2. Saque todos los artículos fuera del baño. Esto significa dejar la ducha, bañera, inodoro, lavabo, y otros elementos libre de una variedad de accesorios y, también saque las alfombras, toallas, cortinas de baño, cepillos de dientes, artículos de tocador, cosméticos, medicamentos, etc.

    3. Ponga todas las toallas sucias, alfombras y cortinas en la lavadora y aparte otros artículos similares limpios para colocarlos en su lugar designado después que el proceso de limpieza haya terminado.

    4. Comience con la bañera o la ducha. Elija entre cualquiera de los productos de limpieza bañera disponibles en el mercado y utilice según las instrucciones. Use un limpiador aerosol fuerte y deje reposar durante un tiempo si la tina está muy sucia. Recuerde eliminar el vello en el desagüe y considerar el uso de un limpiador de drenaje si su tuberías están tapadas. Use un cepillo de cerdas duras o un depurador para limpiar. Enjuague el área y deje secar. Limpie los azulejos en la pared de la bañera o ducha con un limpiador especializado de calidad.

    5. Limpie la encimera y los espejos con un limpiador de cristales y limpie con un trapo. Use toallitas desinfectantes para limpiar la superficie de los mostradores y el lavamanos. No se olvide de los grifos, recuerde frotar con un trapo para que brillen.

    6. Vierta un buen limpiador higiénico de calidad, preferiblemente con cloro en el inodoro, y deje reposar por unos minutos. Mientras tanto, use un rociador antibacterial y limpie con un trapo alrededor del inodoro, bote el trapo cuando termine. Luego, limpie la tapa del asiento, debajo del asiento y en los bordes de la taza del baño y bote los trapos. Use un limpiador de inodoro desechable para limpiador dentro, y tire a la basura al finalizar.

    7. Limpie las paredes y armarios con toallitas desinfectantes o con un paño limpio empapado en limpiador desinfectante. Seque la zona para evitar marcas de agua.

    8. Debe barrer el piso con una escoba y recoger la basura en el suelo y trapear el suelo con desinfectante.

    9. Vuelva a colocar las alfombras, toallas y la cortina de ducha y todo lo demás una vez que el baño esté seco. Asegúrese de que estén limpios.

    10. Use un aerosol desinfectante alrededor de su cuarto de baño para matar el último de los gérmenes restantes.

    Consejos

    Use bicarbonato de sodio en todo la bañera y frote con un poco de agua para librarse del polvo y la suciedad de la bañera. El bicarbonato de sodio puede ser mezclado con agua y ser utilizado como un limpiador para todo uso. También puede utilizar vinagre para limpiar y desinfectar su baño.
    Si desea evitar la acumulación de residuos de jabón y las manchas de agua en las paredes de azulejos de la ducha o el baño, cubra las paredes de azulejos con cera para muebles.
    Guarde sus suministros de baño fuera del alcance de los niños y las mascotas.
    Use guantes de goma antes de usar cualquier producto de limpieza y mantenga el área bien ventilada para evitar respirar los gases emitidos por los productos de limpieza.

    fuente:y cómo,respuestas rápidas

    www.genezimuebles.com.mx

  • Mantenimiento y Limpieza del Reproductor de DVD

    Mantenimiento y Limpieza del Reproductor de DVD

    La mayor parte del exterior del reproductor pueden limpiarse con productos para el hogar sencillas como las siguientes: Alcohol o agua destilada, un bastoncillo de algodón o una franela libre de pelusa.

    Limpieza del exterior de su reproductor de DVD

    Al limpiar el exterior de su reproductor de DVD, asegúrese de que usted no utilice disolventes fuertes o limpiadores. Los Reproductores de DVD están hechos de plástico o materiales metálicos y/o especiales, por lo tanto hay que tener mucho cuidado al momento de realizar la limpieza del mismo con detergentes o limpiadores no apropiados.

    Antes de empezar la limpieza de su reproductor de DVD, desconéctelo. Aplique una pequeña cantidad de alcohol o agua destilada sobre un paño libre de pelusa o un bastoncillo de algodón y frote suavemente el exterior. El alcohol es la mejor para este fin porque, por regla general se evapora fácilmente, que es una buena cosa cuando se trabaja con equipos electrónicos. Frote suavemente la cubierta exterior del reproductor de DVD y asegúrese de usar un bastoncillo de algodón para las partes de difícil acceso. Una vez que el dispositivo está seco, se puede conectar de nuevo para su uso.

    Limpieza del interior de su reproductor de DVD

    Muchas veces no es el exterior del reproductor de DVD lo que está sucio, Si el interior del reproductor de DVD está sucio, es probable que se note una disminución en el rendimiento del artefacto. Algunos de los siguientes problemas pueden ocurrir:

    El DVD no se carga correctamente. (Lente Sucio)
    El DVD se salta al reproducir. (Lente sucio o CD dañado).
    Usted puede notar un deterioro de audio o la señal de vídeo. (Suciedad en los Circuitos).

    Usted también puede notar ruidos extraños procedentes de su reproductor de DVD. (Algún dispositivo suelto)

    En estos casos es preferible llevar el artefacto al Servicio Técnico Autorizado para su mantenimiento y/o reparación por personal capacitado.

  • LIMPIEZA DEL REFRIGERADOR

    LIMPIEZA DEL REFRIGERADOR

    Limpie el compartimiento del refrigerador regularmente aunque no sea necesario que lo deshiele. Apáguelo y desconéctelo. Saque todos los alimentos y partes removibles. Limpie con una solución de 1-2 cucharadas de bicarbonato de soda en un cuarto de galón de agua tibia.
    Enjuague y seque. Lave las parrillas de vidrio desmontables y las charolas o anaqueles de plástico en una solución de agua tibia y detergente; enjuague y seque. No lave el vidrio o plástico en agua caliente ya que se puede agrietar, especialmente si están fríos. Limpie la guarnición o junta de la puerta con agua con detergente.
    Enjuague y seque. De vez en cuando, limpie el compartimiento del congelador de acuerdo a las instrucciones que vinieron con su refrigerador.
    Limpie el exterior del refrigerador con una solución de agua con detergente. Enjuague y seque. De vez en cuando puede aplicarle una cera cremosa para electrodomésticos para proteger el acabado del exterior y facilitar la limpieza de manchas.
    Para evitar olores o manchas dentro del refrigerador, limpie rápidamente cualquier derrame. Varios de los plásticos que se usan para el interior del refrigerador se manchan fácilmente con fresas, moras y otras frutas similares, alimentos con colores artificiales y frutas y absorben y retienen los olores. Envuelva o tape herméticamente los alimentos que guarde en el refrigerador y retire los alimentos viejos antes de que se echen a perder.
    Estos plásticos se pueden ablandar a altas temperaturas así que nunca les eche agua caliente o hirviendo. Varios productos químicos de uso para el hogar también los pueden dañar; por lo tanto, nunca los limpie con ceras limpiadoras, productos de limpieza en atomizador o cloro o blanqueador concentrado. Siga las indicaciones del fabricante para limpiar las distintas charolas, parrillas, anaqueles de plástico, etc. Si no tiene el manual del fabricante, evítese problemas usando un detergente suave (jabón para lavar los platos) y agua tibia o una solución de bicarbonato de soda y agua para limpiarlo. NUNCA use productos abrasivos como limpiadores en polvo o esponjillas de fibra metálica puesto que estos plásticos se rayan fácilmente.
    De vez en cuando, aspire (o cepille) el polvo del condensador el cual generalmente está ubicado debajo de la rejilla en la parte inferior delantera (vea le manual para su ubicación e instrucciones).
    A la vez también, lave la charola de plástico que recoge el agua del deshielo automático y vuelva a colocarla en el mismo lugar.
    Recuerde que los olores desagradables surgen a raíz del almacenamiento inadecuado de alimentos o a causa de alimentos que se han echado a perder.

  • LIMPIEZA DEL REFRIGERADOR

    LIMPIEZA DEL REFRIGERADOR

     

    Limpie el compartimiento del refrigerador regularmente aunque no sea necesario que lo deshiele. Apáguelo y desconéctelo. Saque todos los alimentos y partes removibles. Limpie con una solución de 1-2 cucharadas de bicarbonato de soda en un cuarto de galón de agua tibia.

    Enjuague y seque. Lave las parrillas de vidrio desmontables y las charolas o anaqueles de plástico en una solución de agua tibia y detergente; enjuague y seque. No lave el vidrio o plástico en agua caliente ya que se puede agrietar, especialmente si están fríos. Limpie la guarnición o junta de la puerta con agua con detergente.

     

    Enjuague y seque. De vez en cuando, limpie el compartimiento del congelador de acuerdo a las instrucciones que vinieron con su refrigerador.

    Limpie el exterior del refrigerador con una solución de agua con detergente. Enjuague y seque. De vez en cuando puede aplicarle una cera cremosa para electrodomésticos para proteger el acabado del exterior y facilitar la limpieza de manchas.

     

     

     

     

    Para evitar olores o manchas dentro del refrigerador, limpie rápidamente cualquier derrame. Varios de los plásticos que se usan para el interior del refrigerador se manchan fácilmente con fresas, moras y otras frutas similares, alimentos con colores artificiales y frutas y absorben y retienen los olores. Envuelva o tape herméticamente los alimentos que guarde en el refrigerador y retire los alimentos viejos antes de que se echen a perder.

     

    Estos plásticos se pueden ablandar a altas temperaturas así que nunca les eche agua caliente o hirviendo. Varios productos químicos de uso para el hogar también los pueden dañar; por lo tanto, nunca los limpie con ceras limpiadoras, productos de limpieza en atomizador o cloro o blanqueador concentrado. Siga las indicaciones del fabricante para limpiar las distintas charolas, parrillas, anaqueles de plástico, etc. Si no tiene el manual del fabricante, evítese problemas usando un detergente suave (jabón para lavar los platos) y agua tibia o una solución de bicarbonato de soda y agua para limpiarlo. NUNCA use productos abrasivos como limpiadores en polvo o esponjillas de fibra metálica puesto que estos plásticos se rayan fácilmente.

    De vez en cuando, aspire (o cepille) el polvo del condensador el cual generalmente está ubicado debajo de la rejilla en la parte inferior delantera (vea le manual para su ubicación e instrucciones).

    A la vez también, lave la charola de plástico que recoge el agua del deshielo automático y vuelva a colocarla en el mismo lugar.

    Recuerde que los olores desagradables surgen a raíz del almacenamiento inadecuado de alimentos o a causa de alimentos que se han echado a perder.

  • LIMPIEZA Y CUIDADO DE LA ESTUFA

    Cuidado de la estufa

    La superficie superior de las estufas convencionales
    está hecha de esmalte de porcelana, un material
    muy duradero que permite colocar ollas calientes
    encima. Cuando la superficie de cocinar esté
    caliente, no debe colocar objetos o líquidos fríos
    encima. El choque termal puede ocasionar que
    el esmalte se cuartee aunque hay acabados más
    nuevos, que son menos gruesos, que no tienden
    a cuartearse. Si derrama algo encima de la estufa,
    limpie de inmediato, teniendo cuidado de no
    quemarse con los quemadores calientes.
    Los lados y el frente de la estufa pueden ser de
    esmalte, pero hoy día, lo más probable es que sean
    de esmalte sintético. Este acabado se raya más
    fácilmente y los productos químicos caseros lo
    pueden dañar. Los alimentos ácidos como la leche,
    tomates y vinagre pueden dañar la superficie.
    .
    .
    .
    .
    .
    .

    Limpieza de la estufa
    .
    .
    Limpie las superficies exteriores cuando estén
    frías con detergente y agua tibia. Puede usar una
    pasta de agua y bicarbonato de soda en manchas
    que no quieran caer. Enjuague y seque. Se puede
    usar los mismos limpiadores en bordes de cromo
    o en partes de acero inoxidable. Nunca use polvo
    limpiador o esponjillas metálicas abrasivas. Use
    una esponjilla de fibra de plástico o nylon para las
    manchas difíciles de quitar.
    Puede usar una cera en crema para
    electrodomésticos en las superficies pintadas para
    protegerlos y facilitar su limpieza, pero no es
    necesario aplicar cera en las superficies de esmalte
    de porcelana. Revise el manual de uso para saber
    si puede usar estos limpiadores.
    .
    .
    .
    .
    .
    .

    .
    .
    .
    .
    .
    .
    Cuidado del horno tradicional
    .
    .
    .
    No guarde artículos de plástico u otros utensilios
    en el horno puesto que se pueden derretir si
    prende el horno sin acordarse de que están dentro.
    Use una charola o bandeja lo suficientemente
    grande para evitar que los alimentos se derramen.
    Limpie los derrames rápidamente para evitar que
    se horneen en el horno. No coloque papel de
    aluminio en la parte de abajo del horno o en las
    parrillas, a menos que el manual de instrucciones
    lo recomiende. Luego, siga las instrucciones
    respecto al tamaño y colocación del papel de
    aluminio. Usar este tipo de papel en el horno,
    especialmente en las parrillas o rejillas, puede
    demorar el tiempo de cocción y no permitir que
    los alimentos se doren. No forre el interior de
    la charola de la parrilla con papel de aluminio
    puesto que concentra el calor y puede dañarla.
    .
    .
    .
    .
    Limpieza del horno tradicional

    .
    .
    .
    .
    Llene un tazón de vidrio con 1⁄2 taza de amoniaco
    sin diluir. Colóquelo en el horno y cierre la
    puerta. Déjelo allí durante la noche y al día
    siguiente limpie con toallas desechables o papel
    periódico. Si es necesario, restriegue las superficies
    con un limpiador abrasivo adecuado, tal como
    una esponjilla de fibra metálica enjabonada o sin
    jabón, asegurándose de limpiar bien los residuos
    de jabón con toallas desechables. Luego limpie
    con agua tibia jabonosa y enjuague. Repita el
    proceso si es necesario.
    .
    .
    .
    Los limpiadores de horno a la venta son útiles si
    el horno está muy sucio, pero debe usarlos con
    precaución. Estos limpiadores pueden dañar
    superficies fuera y alrededor del horno. Asegúrese
    de protegerlas con varios periódicos o con otros
    materiales y protéjase las manos con guantes
    protectores. No rocíe los limpiadores para el
    horno cuando el horno esté caliente (más de
    200 grados). El calor hace que el limpiador sea
    aun más cáustico y puede corroer las superficies.
    Nunca lo rocíe en la luz del horno, componentes
    eléctricos o el piloto en los hornos más antiguos.
    Apague el piloto cuando vaya a usar limpiadores
    de horno en aerosol.
    .
    .
    .
    Las partes que se pueden quitar, como las parrillas
    y la bandeja de la parrilla, se pueden limpiar más
    fácilmente si se dejan remojar en el fregadero o en
    un platón con agua jabonosa, al cual le ha añadido
    un poquito de amoniaco. Remojarlos es lo mejor
    para proteger las superficies y más fácil que tener
    que restregarlos. Nunca remoje aluminio en
    amoniaco o en otros álcalis.
    .
    .
    .
    De ser necesario, puede restregar las parrillas del
    horno o el esmalte de porcelana con una esponjilla
    de fibra metálica o un estropajo para quitar la
    grasa que se ha horneado o los alimentos pegados
    que no cayeron con la limpieza regular. Puede
    usar de vez en cuando estas esponjillas de fibra
    metálica o polvo limpiador en alimentos difíciles
    de limpiar en el horno, pero no los use muy a
    menudo ni restriegue muy duro porque puede
    rallar las superficies lisas, dificultando su limpieza
    de ahí en adelante. No restriegue los metales con
    acabado de espejo, vidrio o esmalte.
    .
    .
    .
    .
    .

  • Salas de Suede

    SALAS DE SUEDE

    Los sillones de tela suede son muy lindos pero a su vez tienen la contra de que si se ensucian, se complica mucho dejarlos como nuevos. Así que una simple recomendación: Si tienes niños muy chicos o mascotas compra sillones de cuero o cuero ecológico (vinipiel) que son más fáciles de lavar. Ahora, si ya tienes uno y quieres saber como lavar un sofá o sillón de tela en caso de sufrir manchas, te voy a dar unos consejos:

    Hay telas de tapicería que han sido sometidas a un tratamiento repelente (Teflón) que impide que la suciedad penetre en las fibras del tejido. En estos casos, la mayor parte de las manchas se elimina con un paño blanco no abrasivo y absorbente o con un quitamanchas.

     

     

    En todos los casos, lo mejor es tratar las manchas antes de que se absorban excesivamente, frotándolas delicadamente y con un movimiento circular, desde el exterior hacia el interior.

     

     

    • No usar detergente para platos, porque puede dejar residuos en las fibras. Usa jabón blanco neutro con mucha agua.
    • Para quitar el polvo de los tapizados, cepillar delicadamente con un cepillo de cerdas blandas o con una aspiradora de potencia media.
    • Al usar jabón blanco neutro con mucha agua, puedes aplicarlo con un cepillo de dientes de cerdas muy suaves y con el mismo talle con paciencia sin hacer mucha fuerza ya que puedes dañar las fibras, después de tallar  bien pasa un trapo húmedo para recoger el exceso de humedad y si es posible secar con un secador de pelo con aire frio.
    • NUNCA, PERO NUNCA USES DETERGENTES O LIMPIADORES ABRASIVOS: Ya que manchan la tela y queda peor.
    •  En el peor de los casos y que tengas manchas muy difíciles consulta con una tintorería, tu querido sillón lo vale.
  • LAVAR SIN DAÑAR

    LAVAR

    SIN DAÑAR

    El ambiente

     

     

    Aunque hay muchas maneras de hacer más ecológico  un cuarto de lavado, un paso para comenzar es el detergente.

     

    Por suerte, en 2009 diversos  gobiernos comenzaron a eliminar progresivamente los fosfatos, sustancias químicas duras que ayudan a romper minerales y aflojan pedacitos de alimento durante el ciclo de lavado, porque su presencia en el agua servida causa brotes de algas en las vías fluviales. Sin embargo los detergentes convencionales todavía a menudo contienen el humectante etoxilato de nonilfenol (NPE), que investigadores han identificado como un fuerte mímico de estrógeno y desbaratador del sistema endocrino, lo que significa que exposición a él puede causar problemas en el sistema reproductivo humano y en general afectar la salud. Por otra parte el blanqueador, un corrosivo químico que en contacto se sabe quema la piel y ojos y daña los pulmones cuando se inhala—y que puede reaccionar con el amoniaco para producir gases tóxicos—es también un ingrediente común en los detergentes.

    Para que un detergente pueda ser considerado ecológico, debe carecer de tintes y perfumes y también ser “concentrado” para ahorrar agua, embalado y evitar emisiones extras de carbón por concepto de transporte.

    Otra manera de ecologizar el cuarto de lavabo es mediante la eliminación del suavizante. Las variedades convencionales, tanto hojas de secador o líquido, contienen sustancias químicas perjudiciales como el acetato de bencilo (ligado al cáncer pancreático), alcohol de bencilo (una sustancia irritante del tracto respiratorio superior), el etanol (ligado a desórdenes de sistema nervioso central), limonene (un cancerígeno conocido) y el cloroformo (una neurotoxina y cancerígeno).

    Muchas hojas de secador también contienen sebo, una forma procesada de grasa de res o cordero.

    “Se puede evitar estos peligros de salud, la grasa animal y el desecho utilizando simplemente vinagre para ablandar su ropa,” indica Josh Peterson de Planet Green, con el Discovery Network”. Agregue 3/4 de tazas de vinagre a su ciclo final de enjuague y su ropa saldrá suave”. Y puesto que el vinagre “es ridículamente barato en comparación al suavizante,” los consumidores pueden ahorrar dinero y salvar el planeta al mismo tiempo.

    Por supuesto, cambiando esa lavadora vieja, derrochadora de agua y energía por un nuevo modelo que cumpla con los estándares federales de EnergySTAR ahorrará mucha electricidad y agua. Las lavadoras certificadas por EnergySTAR utilizan aproximadamente 20 por ciento menos energía y 35 por ciento menos agua que las máquinas normales, y también tienen capacidad más grande así que toma menos cargas limpiar la misma cantidad de ropa sucia. Sus sistemas sofisticados de lavado voltean o giran ropa por una corriente de agua y la enjuagan con rociados repetidos a alta presión en vez de empaparlos en una tina llena de agua.

     

    Igualmente, reemplazar un secador más viejo de ropa con un modelo más nuevo EnergySTAR ayudará a reducir el consumo de electricidad en su casa. Y si vive en un lugar con clima templado y a menudo soleado, abandone el secador completamente y cuelgue su ropa a secar al aire libre.

     

    CONTACTOS: Planet Green, planetgreen.discovery.com; EnergySTAR, www.energystar.gov.

    EarthTalk R (Diálogo Ecológico) es escrito y editado por Roddy Scheer y Doug Moss y es una marca registrada de E-La Revista Ecológica (www.emagazine.com).Traducción española de Patrice Greanville.

10 Item(s)