Su carrito de compra - MXN. 0.00

You have no items in your shopping cart.

Monthly Archives: January 2014


  • Limpieza de Salas

    Hoy nos toca hablar de LA LIMPIEZA DE LAS SALAS

    A la hora de saber cómo limpiar un sofá quizás lo más importante sea conocer por qué se ensucia y las causas por las que se mancha, de esta manera evitaremos futuras manchas y lograremos una prevención que a la larga nos hará ahorrar en tiempo de limpieza o en dinero si compramos un sofá nuevo.

    Usar a diario el sofá lo acaba dejando sucio, con la tapicería manchada, con pelos y restos de comida etc. Dejar el sofá como nuevo requiere una limpieza muy a fondo. En los supermercados seguro que puedes ver cientos de productos específicos para la limpieza de un sofá.
    Estos productos pueden resultar muy caros y el resultado final no ser lo que esperabas. Tampoco recomendamos que a la primera de cambio acudas a pedir ayuda a un profesional de la limpieza porque podría salir muy caro también, por todo ello, te invitamos a que sigas leyendo porque vas a prender cómo limpiar correctamente un sofá sin utilizar productos muy caros y sin dañar ni estropear la tapicería del sofá.

    1.-Pasar la Aspiradora
    Las aspiradoras, por lo general, tienen un accesorio que se acopla al tubo y que es específico para limpiar el sofá. Mediante este accesorio podemos absorber las partículas de suciedad de la tapicería, el polvo y otros desechos. Este es el primer paso antes de limpiar nada, igual que tenemos que barrer un suelo antes de trapear, necesitaremos aspirar la suciedad del sofá antes de limpiar con otros productos. Es recomendable pasar la aspiradora al menos una vez por semana y limpiar el sofá a fondo una vez al mes.

    2 – Preparar una mezcla de productos.

    Existen muchos productos comerciales en el mercado específicos para sofás, para sillones, para pieles de cuero etc. Estos productos suelen ser bastante caros y los resultados pueden ser a veces inapreciables. Es aconsejable que usted mismo prepare una mezcla casera que seguro saldrá más barata, sin productos químicos que dañen el medio ambiente ni su salud y que dejara unos resultados muy buenos.

    Mezcla de productos

    Se trata de mezclar un vaso de agua caliente con un buen chorro de jabón líquido sin parabenos, como el que podemos usar para limpiarnos las manos. Mezclamos muy bien todo con una batidora de modo que se quede blanquecino y con espuma. Con este líquido conseguiremos limpiar sin miedo a intoxicarnos ni a dañar la superficie del sofá.

    3 – Aplicar el producto.

    Para aplicar este líquido usaremos una esponja limpia o un cepillo muuuy suave, ya que si usamos otro tipo de trapo podemos arañar y dañar para siempre el sofá. Mojaremos la esponja en LA ESPUMA y lo aplicaremos en el sofá con movimientos circulares, siempre de arriba hacia abajo para evitar que las gotas o derrames caigan sobre la zona ya limpiada.

    esponja para sofa

    4 – Eliminar la espuma

    No es bueno que haya espuma sobre el sofá, el exceso de espuma puede decolorar la tapicería al secarse, por lo que recomendamos pasar una espátula de plástico e ir recogiendo el exceso de espuma. Podemos usar un trapo limpio mojado en agua fría para aclarar el resto de la superficie del sofá.

    Aplicar el producto

    5 – Dejar secar.

    Por último, dejaremos que el sofá se seque al aire, abriendo las ventanas, o usando ventiladores que apunten hacia el sofá, de este modo, en pocas horas lo tendremos seco.

    Consejos finales:

    Para mantener el estado de limpieza y que dure mucho más, recomendamos tomar precauciones a la hora de consumir alimentos.
    Utilizar un plato para recoger las migas, no apoyar restos de comida sobre la tapicería, y en caso de derrame de alguna bebida, limpiarla y secarla tan pronto como se pueda para evitar que la mancha se quede de manera permanente. La rapidez es vital para conseguir un buen resultado.

  • COMO ELEGIR UN MUEBLE

    Mueble es aquel objeto que sirve para facilitar los usos y actividades habituales, tanto en casas, oficinas y otro tipo de locales. Estos objetos, tan simples aparentemente, nos facilitan la vida y nuestras actividades, incluso hasta las más comunes: comer, dormir, descansar, trabajar, almacenar, adornar, etc. Ya sea con estantes, sillas, mesas, muebles de cocina, camas, cada uno de éstos tiene una función específica.

    Si hablamos más profundamente podríamos decir que son una necesidad material, o, la solución a cualquier problema asociado con la vida actual.
    VE SUS VIRTUDES
    *Le dan calor de hogar a nuestra casa.
    *Cumplen la función de llenar espacios, que a simple vista, se ven como vacíos o mal aprovechados.
    *Existen de distintas formas y tamaños, como también materiales y estilos.
    *Hay finos, elegantes, pero también funcionales y económicos.
    *Aunque en su mayoría son de madera, también se pueden encontrar en metal, vidrio y hasta los más extravagantes materiales.
    *Si son bien cuidados, pueden durar por mucho tiempo. Una prueba de ello es cómo se han conservado invaluables obras de artes de siglos pasados.
    *Los Muebles son capaces de describir nuestra personalidad y estilo.

    PREGUNTATE
    *¿Los necesitamos para aparentar nuestra situación económica o poder adquisitivo?
    *¿Los necesitamos porque somos prácticos y funcionales y queremos que sean un nexo de nuestra personalidad?
    *¿Necesitamos que nuestra Casa de la sensación de que está perfectamente equilibrada entre quienes y cómo viven ahí?
    *¿Para darme un lujo o para aprovechar al 100% mis escasos recursos?

    Aquí ofrecemos algunos tips para hacer de su elección la más acertada:

    1. Primero que nada, debe tener claro qué tipo de mueble necesita y cuál será su función, pues generalmente nos dejamos “encantar” por piezas que no son prioritarias o que no cumplen con nuestros requerimientos.

    2. Si va a comprar una pieza para un área determinada es conveniente tomar las medidas del espacio, pues no siempre lucirá igual en casa que en el área de exhibición. La proporcionalidad es un factor importante: adquiera muebles grandes para espacios grandes y muebles pequeños para espacios pequeños.

    3. Compruebe la calidad del producto: pregunte cuál es el material de que está hecho, revise los remates y el interior del mueble. Si se trata de una pieza con gavetas, cerciórese de que todas se desplacen con facilidad y cierren correctamente.

    4. Si va a comprar un mueble de diseño, un sofá de cuero o una alfombra persa asegúrese de que está recibiendo un producto genuino.

    5. Antes de tomar una decisión definitiva, recorra toda la exposición, lleve los presupuestos a casa y estudie las opciones; verifique las dimensiones y visualice la pieza en el espacio que va a ser ubicado. Para esto último, un truco que puede emplear es colocar algo en el piso delimitando el lugar que ocupará el mueble.

    6. Pregunte sobre el tiempo de entrega, ya que muchas veces las piezas no se encuentran en inventario sino que deben encargarse.

    7. La forma de pago también es un factor importante. Algunos fabricante solicitan un anticipo y el monto restante se cancela a la entrega, lo que significa cierta holgura para el presupuesto familiar.

    8. Entienda lo que cubre la garantía, y pregunte si es del fabricante o de la tienda, así como los comprobantes que deberá guardar para hacerla efectiva. Conviene sacar una fotocopia de estos soportes ya que la tinta con que se imprimen puede desvanecerse.

    10. Finalmente, no se deje tentar por los bajos precios, si no es la pieza ideal, no la compre. Los muebles duran muchos años y hay que seleccionarlos por sus características y calidad

2 Item(s)