Su carrito de compra - MXN. 0.00

You have no items in your shopping cart.

Monthly Archives: June 2013


  • Los implantes interfieren con la detección temprana del cáncer del seno

     

     

     

    Los implantes interfieren con la detección temprana del cáncer del seno

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Si planeas una cirugía para aumentar el tamaño de tus senos, ten en  cuenta no solamente los riesgos que de por sí implica el procedimiento, sino otros a                                                           largo plazo, como que los implantes puedan interferir con la detección temprana del cáncer del seno. Este es un factor vital para combatirlo de manera efectiva.

     

     

    De acuerdo con los resultados de una investigación realizada en Canadá, los implantes cosméticos de los senos pueden reducir la visibilidad de las mamografías. Esto al parecer se debe a que los implantes bloquean algunas áreas de los senos, y es posible que la mamografía sólo detecte el cáncer en una etapa más avanzada, lo que reduce las probabilidades de supervivencia.

     

     

    Con el objetivo de ver si los implantes tenían efecto en el diagnóstico y la supervivencia del cáncer de seno, un equipo dirigido por el doctor Eric Lavigne, de Laval University, de Quebec, examinó algunos estudios sobre el tema publicados a partir de 1993. El objetivo de esta investigación fue tratar de encontrar un patrón que fuera consistente en los distintos estudios. Los resultados se publicaron online en la revista British Medical Journal (BMJ) del 30 de abril.

     

     

    Los investigadores analizaron 12 estudios anteriores, y encontraron que las mujeres con implantes del seno tenían un riesgo 26 por ciento mayor de recibir un diagnóstico de cáncer del seno en una etapa avanzada, en comparación con las mujeres que no tenían implantes.

     

     

    En otros cinco estudios analizados por el equipo, se encontró que las mujeres con implantes del seno aumentaron su riesgo de morir de cáncer del seno 38 por ciento comparado con las mujeres sin implantes

     

     

    Al parecer, la explicación de estos porcentajes radica en el hecho de que las mujeres recibieron un diagnóstico tardío, lo que impidió comenzar el tratamiento en las primeras etapas del cáncer, cuando el tratamiento es más efectivo.

     

     

    Pero el estudio señala que debe investigarse más el tema antes de llegar a una conclusión definitiva, ya que el equipo sólo analizó un número pequeño de estudios. Y, aparte de los implantes, deben examinarse otros factores que también podrían influir en el desarrollo del cáncer.

     

     

    Por eso, es esencial que independientemente de que tengas o no tengas implantes, sigas las indicaciones médicas para la detección del cáncer del seno, como hacerte autoexámenes y acudir a revisiones clínicas periódicas, así como realizarte mamografías con la frecuencia que se te indiquen.

     

     

    Si tienes antecedentes de cáncer en tu familia, debes tener un cuidado especial y comunicárselo a tu médico sin falta. Una prueba de resonancia magnética podría, en ocasiones, resolver el problema en cuanto a la detección de un cáncer que queda oculto en una mamografía.

     

     

     

    Si ya tienes implantes, es importante que se lo digas al radiólogo cuando te hagas una mamografía. Si el técnico lo sabe, puede tomar medidas para que la mamografía capte la mayor cantidad posible del tejido del seno.

     

     

     

     

     

    Aunque la mayoría de los estudios analizados no prueban una asociación directa entre los implantes y el cáncer del seno, sí muestran la probabilidad de que exista una relación. Por eso, si estás pensando en ponerte implantes para aumentar el tamaño de tus senos, busca información no sólo acerca de las ventajas, sino acerca de las desventajas y los riesgos. No te olvides que si los implantes oscurecen algunas áreas del tejido, se puede limitar la posibilidad de detectar el cáncer del seno en una etapa temprana en una mamografía. De todas formas, antes de tomar una decisión, pídele al cirujano plástico que te dé una explicación completa sobre los riesgos de los implantes y lo que puedes hacer para evitarlos o minimizarlos. Y si tienes dudas, pide una segunda opinión.

     

     

     

    Fuente: Vida y Salud en línea

    por Doctora Aliza • 30 de mayo de 2013

    Publicado en: CáncerMujeres y Belleza

     

  • LA LINAZA: UN INGREDIENTE PEQUEÑO PERO PODEROSO

    LA LINAZA:

    UN INGREDIENTE PEQUEÑO PERO PODEROSO

    A veces, agregar o reemplazar un ingrediente por otro en nuestras comidas es suficiente para volverlas más nutritivas y saludables. ¿Has oído hablar del lino o la linaza? Descubre más detalles sobre los poderes de esta semilla, fácil de incorporar a tus platillos, y también los casos en que debes evitarla.

     

     

    Durante los últimos años se han comenzado a conocer y a revalorar las propiedades y las ventajas que las semillas pueden aportarles a nuestro cuerpo. Entre ellas, las de lino o linaza pueden ser un ingrediente nutritivo para tus comidas, ya sea que las consumas enteras, molidas o en aceite.

    Las semillas de lino o linaza fueron cultivadas en Babilonia desde el año 3,000 antes de Cristo y ya en el siglo VIII, el rey Carlomagno creía en los grandes beneficios de estas semillas para la salud, tanto que dictó una ley en la que les exigía a sus subordinados que las consumieran. Eso que entonces se conocía de manera intuitiva, ahora está siendo corroborado por la ciencia.

     

     

     

     

     

    Las semillas de lino o linaza son una fuente importante de los denominados ácidos grasos omega 3, del tipo ácido gama-alfa linoleico, que integran el grupo de las llamadas grasas saludables, porque ayudan a mantener el colesterol bajo control y, de ese modo, a cuidar la salud del corazón. En un estudio publicado en el British Journal of Nutrition en pacientes que tenían el colesterol elevado que recibieron un suplemento de extracto de linaza en 2008, se encontró que a las 8 semanas, su colesterol malo (LDL, por sus siglas en inglés) era mucho menor. El mecanismo exacto de cómo lo hace se está investigando.

     

    Los ácidos grasos omega 3 junto con los ácidos grasos omega-6, son conocidos como ácidos grasos esenciales ya que el cuerpo no puede producirlos por sí solo y debe obtenerlos de los alimentos.

    Además, la linaza contiene fibra, tanto soluble como insoluble, que ayuda a normalizar el tránsito intestinal (y la posibilidad de sufrir de estreñimiento) y estudios en animales realizados en el University of Maryland Medical Centersugieren que podría ayudar a retrasar el crecimiento de algunos tipos de cáncer (como el cáncer de mama y el cáncer de próstata). Pero los estudios que se han realizado hasta el momento en los humanos han tenido resultados conflictivos y es necesario hacer más investigaciones al respecto.

     

     

     

     

    Y estos son sólo los nutrientes principales de la linaza que la convierten en una alternativa saludable para tus comidas. Eso sí, como las semillas no se descomponen durante la digestión, si quieres aprovechar todos los nutrientes es necesario que la consumas molida (debes molerla en el momento de comerla o conservarla en el refrigerador o nevera una vez molida para que no pierda sus propiedades). Si la prefieres comer entera, entonces sólo aprovecharás algunos de sus beneficios, en particular el de regularizar la función de los intestinos, pero no sacarás partido de los demás.

    Hay personas que usan la linaza de manera medicinal. En estos casos, debes tener cuidado con la cantidad que consumas y las posibles interacciones con otros medicamentos o con tu salud ya que, por ejemplo, puede retrasar la coagulación de la sangre (los Institutos nacionales de la Salud lo mencionan entre sus riesgos).  Y si bien su consumo es seguro para la mayoría de las personas, no se recomienda para las mujeres embarazadas ni durante la lactancia.

     

     

     

     

    Además, no todos los beneficios que se le atribuyen a estas semillas están probados. La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales (Natural Medicines Comprehensive Database) considera que la linaza es “posiblemente eficaz” para:

    • Bajar una medida del nivel de azúcar en sangre promedio durante los últimos 3 meses, denominada hemoglobina A1c (pero no el nivel del azúcar en la sangre en ayunas, los niveles de insulina o las grasas en la sangre), en las personas con diabetes de tipo 2.
    • Bajar el nivel del colesterol, en las personas con el colesterol alto, y reducir en forma significativa el colesterol total y el denominado colesterol “malo” (lipoproteínas de baja densidad o LDL, por sus siglas en inglés), en las personas con niveles normales de colesterol. Pero, no tiene mucho efecto en el colesterol “bueno” (lipoproteínas de alta densidad o HDL, por sus siglas en inglés) ni afecta el nivel de los triglicéridos (aunque la linaza parcialmente desgrasada, sin tanto contenido de ácido alfa linoleico, puede aumentar los triglicéridos).
    • Mejorar la función de los riñones, en las personas con lupus eritematoso sistémico (LES).
    • Aliviar los síntomas leves de la menopausia. Aquí, la cantidad es importante: tomar 40 gramos de linaza al día parece disminuir los sofocos (calores)  y los sudores nocturnos, pero menos de 25 gramos al día no parece funcionar.

    • Por otro lado, la Asociación Americana contra el Cáncer, en su sitio de Internet, menciona que hay que tener precaución con los productos que se venden como suplementos ya que, a diferencia de las compañías que fabrican medicamentos, las que fabrican los suplementos no tienen que comprobar que son seguros y/o efectivos, ni que previenen, tratan o curan ninguna enfermedad. También dice que muchos productos no contienen la cantidad de la hierba o la sustancia o ingredientes que mencionan en la etiqueta (que puede variar de lote a lote) y que pueden contener contaminantes, a pesar de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) trató de cambiar las regulaciones en 2007. Y pueden interactuar no sólo con otras medicinas y otras hierbas, sino hasta con alimentos. Y por estas razones, la información con la que contamos es incompleta.

     

    • Es fácil pensar que el lino es como un alimento mágico, pero  lamentablemente, por el momento no existe tal cosa. De nada vale agregar una porción de semillas a tu dieta si no sigues un plan alimenticio balanceado y un estilo de vida saludable.

     

     

     

    • Claro que los cambios no se consiguen de un día para el otro sino que se van logrando con el tiempo, y lo ideal es ir agregando nuevos nutrientes a tus comidas y reemplazar alimentos menos saludables por otros que sean más nutritivos. En este sentido, las semillas de lino pueden ser tu gran aliado para comenzar.

     

     

    Fuente: Vida y salud. En línea

    por Doctora Aliza • 27 de mayo de 2013

    Publicado en: Dieta y Nutrición, Medicina Natural

     

     

     

  • ¡Ojo con las pestañas postizas!

    Si quieres lucir unas pestañas más largas y rizadas de las que tienes, existe la alternativa de ponerte pestañas postizas o pestañas cosméticas. Sin embargo, este antojo de vanidad no viene sin sus riesgos para la salud de tus ojos. Sigue leyendo para que te enteres.

     

    Muchas personas desean alargar sus pestañas, hacerlas parecer más abundantes o rizarlas. Las pestañas son sin duda un arma de conquista que resalta la belleza de la mirada. Conozco casos de mujeres que se las han cortado en forma de luna creciente para que les crezcan más brillantes y abundantes.

    Si has intentado esos trucos de leyenda y no has obtenido las pestañas que quisieras, tal vez ya has usado las famosas pestañas postizas. Si bien son una herramienta válida para sentirte más bella, las pestañas postizas o cosméticas no vienen sin sus riesgos.

     

    La Academia Americana de Oftalmología, advirtió recientemente que el uso de pestañas postizas puede causar infecciones y alergias. Los riesgos de usar pestañas postizas y los adhesivos (que contienen formaldehído), con los cuales se fijan al párpado, pueden producir infecciones de córnea y párpado, inflamación (hinchazón del párpado) y pérdida temporal o permanente de las pestañas.

     

     

     

     

     

    Un artículo recientemente publicado en la revistaConsumer Reports reporta varios casos que se han presentado de infecciones y alergias en quienes han usado pestañas postizas.

     

    Si a pesar de estas advertencias en cuanto al peligro de las pestañas postizas para la salud de tus ojos insistes en usarlas, ten muy en cuenta estas recomendaciones:

     

    • Consulta con un esteticista certificado y que trabaje en un lugar con buena reputación de higiene.
    • Asegúrate de que el esteticista que te va a poner las pestañas se lave bien las manos y cumpla con normas de higiene
    • Pregunta cuáles son los ingredientes que tienen los adhesivos con los cuales se fijan las pestañas postizas.
    • Si tienes una reacción alérgica o una infección en los ojos como resultado del uso de pestañas postizas o de otros productos cosméticos, visita de inmediato a un oftalmólogo.

     

     

     

     

    La salud de tus ojos es mucho más importante que cualquier capricho cosmético.

     

     

    Fuente:Vida y Salud en Línea
    por Doctora Aliza • 12 de junio de 2013
    Publicado en: Mujeres y Belleza, Salud Visual

     

     

  • LA OBESIDAD

     

     

    Pocas cuestiones en el campo de la salud pública han tenido tanta relevancia en los últimos años en los medios masivos de comunicación y reportes científicos, como es la obesidad.

    Según algunos estudios, los cambios se observan claramente en el aumento de la frecuencia de la obesidad en la población. Sin embargo dicho incremento no es exclusivo del mundo económicamente desarrollado, como inicialmente se pensó, sino que afecta a otros países con menor desarrollo socioeconómico, esto lo demuestra la revisión realizada por Popkin que expone datos epidemiológicos a nivel mundial, señalando que en países como Brasil, India y China se han venido produciendo incrementos en los porcentajes de sobrepeso y obesidad en la población, y a medida que se va disponiendo de información en otros países del tercer mundo se comprueba que la epidemia de la obesidad es un fenómeno universal.

    Esta enorme generalización de la epidemia, que no parece reconocer límites Geográficos ni sociodemográficos, ha hecho que las investigaciones sobre los factores poblacionales responsables de tan significativos cambios se centren
    sobre algunas de las condiciones sociales y económicas que imperan en las sociedades actuales

    México se encuentra en un proceso de desarrollo y de cambios socioculturales acelerados, en gran medida asociado a su creciente incorporación a
    la comunidad económica internacional. Estudios recientes revelan que la obesidad va en franco ascenso, registrando que más de la mitad de la población tiene sobrepeso y más del 15% es obeso. Esta situación se le ha relacionado con las transiciones demográfica, epidemiológica y nutricional, que nos explican cambios importantes en la cultura alimentaria de nuestro país.

    Otros factores asociados son la adopción de estilos de vida poco saludables y los acelerados procesos de urbanización en los últimos años. Se considera que la obesidad en nuestro país es un problema de salud pública de gran magnitud, que tendrá implicaciones económicas, sociales y de salud a mediano y largo plazo. Es importante aplicar estrategias de educación nutricional, destinadas a promover formas de vida saludables, considerando la cultura alimentaria, así como aspectos del desarrollo social y económico.Palabras Clave: Obesidad, cultura alimentaria, hábitos de alimentación, antropología nutricional, dieta.

    FUENTE:WWW.MEDIGRAFIC.COM

    Antecedentes históricos sociales de la obesidad en México

    JOSEFINA FAUSTO GUERRA, ROSA MARÍA VALDEZ LÓPEZ, MARÍA GUADALUPE ALDRETE RODRÍGUEZ Y MARÍA DEL CARMEN LÓPEZ ZERMEÑO

  • PREVENCIÓN DE LA DIABETES GESTACIONAL

     

     

    ¿Tiene un 20% más de sobrepeso del peso ideal? Bajar algunas libras puede prevenir que desarrolle la diabetes tipo 2.

     

     

    Elección de alimentos saludables

     

    Siga ciertas guías simples diarias como comer variedad de alimentos incluyendo frutas y vegetales, limitar el consumo de grasas a 30% o menos de sus calorías diarias y vigilar el tamaño de las porciones. Los hábitos saludables de nutrición pueden prevenir la diabetes y otros problemas de salud.

     

    Actividad física

     

    La actividad física regular permite que su cuerpo use la glucosa sin necesidad de insulina adicional. Esto ayuda a combatir la resistencia a la insulina, por lo cual el ejercicio es útil para las personas con diabetes. Nunca empiece un programa de actividad física sin consultar con su médico.

     

    Mantenga sus preocupaciones en perspectiva

     

    Aunque la diabetes gestacional es causa de preocupación, la buena noticia es que usted y su equipo médico (su doctor, obstetra, enfermera educacional y dietista) trabajan en conjunto para disminuir sus niveles elevados de glucosa en la sangre. Con este apoyo, usted puede convertir sus preocupaciones en un embarazo saludable para el comienzo de una vida saludable para su bebé.

     

    FUENTE: AMERICAN DIABETES ASSOCIATION

     

     

    http://youtu.be/cVGyQ3BlPcM

     

     

  • DIABETES GESTACIONAL

     

     

    ¿Qué es diabetes gestacional?

     

     

     

    A las mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes, pero han tenido los niveles de azúcar elevados en la sangre (glucosa) durante el embarazo, suelen ser diagnosticadas con diabetes gestacional.

     

     

    La diabetes gestacional afecta alrededor de 4% de todas las mujeres embarazadas. Esto corresponde a 135,000 casos de diabetes gestacional anualmente en los Estados Unidos de América.

     

     

    No sabemos qué causa la diabetes gestacional, pero tenemos algunos indicadores. La placenta sostiene al bebé mientras crece. La hormonas de la placenta ayudan al desarrollo del bebé, pero esas mismas hormonas impiden la acción de la insulina en el cuerpo de la madre. Este problema se llama resistencia a la insulina.

     

     

    La resistencia a la insulina impide que el cuerpo de la madre use la insulina. Puede necesitar hasta tres veces más insulina.

     

     

    La diabetes gestacional comienza cuando el cuerpo no es capaz de producir y usar toda la insulina que necesita para el embarazo. Sin suficiente insulina la glucosa no puede separarse de la sangre y convertirse en energía. La glucosa se acumula en la sangre hasta alcanzar niveles muy elevados. Esto se conoce como hiperglucemia.

     

     

    ¿Cómo puede afectar la diabetes gestacional a su bebé?

     

    La diabetes gestacional se manifiesta en la madre en los últimos meses del embarazo, después que el cuerpecito del bebé esta completamente formado, pero mientras el bebé está creciendo. Debido a esto, la diabetes gestacional no causa defectos de nacimiento como los que se observan en las madres con diabetes antes del embarazo.

     

     

    Sin embargo, la falta de tratamiento o la falta de control de la diabetes gestacional puede afectar a su bebé. Cuando una mujer tiene diabetes gestacional su páncreas trabaja demasiado para producir insulina, pero la insulina no disminuye los niveles de glucosa en la sangre. Si bien la insulina no pasa por la placenta, la glucosa y otros nutrientes lo hacen. Por lo tanto, demasiada glucosa en la sangre pasa por la placenta dando al bebé niveles elevados de glucosa. Esto causa que el páncreas del bebé produzca más insulina para descartar la glucosa en la sangre. Como el bebé recibe más energía de la que necesita para el crecimiento, el exceso de energía se convierte en grasa.

     

     

    El exceso de grasa puede llevar a la macrosomía, es decir un bebé “gordo”. Los bebés con macrosomía enfrentan problemas de salud, incluyendo lesión de los hombros al nacer. Debido al exceso de insulina producido por el páncreas del bebé, los recién nacidos pueden presentar niveles bajos de glucosa en la sangre y corren un riesgo más alto de complicaciones con la respiración. Los bebes con exceso de insulina se convierten en niños con riesgo de obesidad y adultos con riesgo de desarrollar la diabetes de tipo 2.

     

     

    Tratamiento para la diabetes gestacional

     

    Como la diabetes gestacional puede afectar su salud y la del bebé, usted tendrá que empezar un tratamiento de inmediato. El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como meta mantener los niveles de glucosa en la sangre igual al de las mujeres embarazadas que no tiene diabetes gestacional. El tratamiento para la diabetes gestacional siempre incluye un plan especial de alimentación y un programa de actividad física. También puede incluir pruebas diarias de la glucosa en la sangre e inyecciones de insulina. Usted necesitará ayuda por parte de su médico, enfermera, asistente u otros miembros del equipo médico para que su tratamiento para diabetes gestacional se modifique según lo necesite.

     

     

    Para usted como futura madre, el tratamiento de la diabetes gestacional ayuda a disminuir el riesgo de un nacimiento por cesárea que se requiere para los bebes muy grandes. Seguir el tratamiento para la diabetes gestacional le proporcionará un embarazo y parto más saludable y a su bebé le puede ayudar a evitar problemas de salud en el futuro.

     

     

    Mirando hacia el futuro:

     

    Por lo general la diabetes gestacional desaparece después del embarazo, pero una vez que ha tenido diabetes gestacional hay la posibilidad de que 2 de cada 3 mujeres presenten nuevamente esta enfermedad en futuros embarazos. Sin embargo, en algunas mujeres el embarazo ayuda a descubrir la diabetes de tipo 1 o 2. Es muy difícil saber si estas mujeres tenían diabetes gestacional o empezaron a presentar los síntomas de la diabetes durante el embarazo. Estas mujeres deben continuar un tratamiento para la diabetes después del parto.

     

     

    Muchas de las mujeres que han tenido diabetes gestacional, desarrollan más tarde diabetes de tipo 2. Parece que existe una conexión entre las tendencias de la diabetes gestacional y la diabetes de tipo 2. La diabetes gestacional y la diabetes de tipo 2 conllevan a una resistencia a la insulina. Ciertos cambios básicos en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir el desarrollo de la diabetes después de la diabetes gestacional.

     

     

     

    FUENTE: AMERICAN DIABETES ASSOCIATION

     

  • Diabetes (complicaciones)

     

     

     

     

    Complicaciones

     

     

     

    El tener diabetes de tipo 2 aumenta el riesgo de desarrollar muchas complicaciones serias. Algunas de las complicaciones de la diabetes de tipo 2 incluyen: enfermedad cardíaca (enfermedad cardiovascular), ceguera (retinopatía), lesiones nerviosas (neuropatía) y daño renal (nefropatía). Lea más sobre estas complicaciones y cómo manejarlas.

     

     

     

    Enfermedad cardiaca y derrame cerebral

     

     

    Las personas con diabetes tienen una razón más para preocuparse por las enfermedades cardiacas y vasculares (de los vasos sanguíneos). La diabetes implica un aumento en el riesgo de ataque cardiaco, derrame cerebral y complicaciones relacionadas con una circulación pobre.

     

     

    Enfermedad renal

     

    La diabetes puede dañar los riñones, lo cual no sólo puede provocar que dichos órganos fallen, sino que también pierdan la capacidad de filtrar y eliminar los productos de desecho.

     

     

    Complicaciones en la vista

     

    La diabetes puede causar problemas oculares y hasta puede provocar la ceguera. Las personas con diabetes corren un riesgo mayor de perder la vista que las personas que no tienen diabetes. La detección y el tratamiento temprano de los problemas oculares pueden salvarle la vista.

     

     

    Neuropatía y daño nervioso

     

    Una de las complicaciones más comunes de la diabetes es la neuropatía diabética. El término “neuropatía” significa daño en los nervios que recorren todo el cuerpo y que conectan la médula espinal con los músculos, la piel, los vasos sanguíneos y otros órganos.

     

     

    Complicaciones en los pies

     

    Las personas con diabetes pueden desarrollar muchos problemas en los pies. Dichos problemas ocurren con más frecuencia cuando existen daños nerviosos en los pies o problemas de mala circulación. Sepa cómo proteger sus pies cumpliendo con algunas reglas básicas.

     

     

    Complicaciones en la piel

     

    Hasta un tercio de las personas con diabetes tendrán algún tipo de problema de piel causado o agravado por la diabetes en algún momento de su vida. De hecho, a veces esos problemas son la primera señal de que una persona tiene diabetes. Por suerte, es posible evitar o tratar fácilmente la mayoría de esos problemas de la piel si se los detecta a tiempo.

     

    fuente: American Diabetes Association

     

     

     

  • DIABETES TIPO " (2a.parte)

     

     

    En la diabetes de tipo 2, el organismo no puede utilizar la insulina adecuadamente. La insulina es necesaria para transportar el azúcar desde la sangre hasta las células. En esta sección, le brindamos información sobre algunas afecciones (incluso la hiperglucemia y la hipoglucemia) y cómo prevenirlas. También encontrará información útil sobre la insulina, las pruebas de diagnóstico, y consejos útiles acerca de cómo puede ayudarle el profesional de la salud.

     

     

    Hipoglucemia

     

    La hipoglucemia, o bajo nivel de azúcar en la sangre, puede aparecer incluso cuando usted hace todo lo posible para controlar la diabetes.

     

    Hiperglucemia

     

    La hiperglucemia es una de las principales causas de muchas de las complicaciones que sufren las personas con diabetes. Por esa razón, es importante saber qué es la hiperglucemia, cuáles son los síntomas y cómo tratarla.

     

    El síndrome hiperglucémico hiperosmolar no cetósico, o HHNS (Hyperosmolar Hyperglycemic Nonketotic Syndrome), es una afección seria que se observa con más frecuencia en las personas mayores. Si bien, este síndrome puede manifestarse en personas que padecen tanto diabetes de tipo 1 como diabetes de tipo 2, se observa con mayor frecuencia en las personas con diabetes de tipo 2.

     

    Para sentirse mejor y reducir el riesgo de sufrir complicaciones derivadas de la diabetes a largo plazo, es importante que mantenga el nivel de azúcar en la sangre (o glucemia) dentro de los valores normales tanto como sea posible. Aprenda a medir el azúcar en la sangre, llevar un control riguroso de la diabetes y hacerse la prueba A1C.

     

     

    En el caso de las personas con diabetes de tipo 2, el organismo no produce suficiente insulina o las células ignoran la insulina.

     

    Con frecuencia, el primer tratamiento recomendado para la diabetes de tipo 2 es la planificación de las comidas para controlar el nivel de azúcar en la sangre, la pérdida de peso y la actividad física. En ocasiones, esas medidas prueban ser insuficientes para reducir los niveles de azúcar en la sangre y mantenerlos dentro de los parámetros normales. Cuando eso sucede, se recurre a los medicamentos por vía oral (pastillas) vea a su médico invariablemente.

     

     

    En algunas ocasiones, el daño que provoca la diabetes en los riñones es de tal magnitud que éstos dejan de funcionar. Cuando sucede esto, una opción es el trasplante de riñón.

     

     

    Cuidar bien de su cuerpo debe ser su mayor prioridad. El tiempo que ahora dedica a cuidarse los ojos, los pies y la piel, al igual que su salud cardíaca y oral, podría retrasar o evitar el inicio de peligrosas complicaciones de la diabetes tipo 2 en el futuro. Además, algunas de las mejores cosas que puede hacer por su cuerpo son dejar de fumar y reducir la cantidad de bebidas alcohólicas que consume.

     

    Establezca como prioridad la tarea de cuidar mucho su cuerpo. El tiempo que le dedique ahora al cuidado de la vista, los pies y la piel, así como también a su salud cardíaca y dental, puede retrasar o prevenir la aparición de complicaciones peligrosas de la diabetes en un futuro. Además, una de las mejores cosas que puede hacer por su cuerpo es dejar de fumar.

     

     

    Nada menos que un tercio de las personas con diabetes seguramente tendrán algún problema dermatológico provocado o afectado por la diabetes en algún momento de sus vidas. Afortunadamente, la mayoría de las afecciones de la piel se pueden evitar o tratar fácilmente, si se las detecta en una etapa temprana.

     

    Las personas con diabetes pueden manifestar una gran variedad de problemas en los pies. Los problemas en los pies ocurren con mayor frecuencia cuando existen daños nerviosos en los pies o mala circulación. Sepa cómo proteger sus pies siguiendo algunos consejos básicos.

     

    La diabetes puede causar problemas en los ojos y hasta puede provocar ceguera. Las personas con diabetes corren un riesgo mayor de perder la vista que las personas que no tienen diabetes. La detección y el tratamiento precoz de los problemas oculares pueden salvarle la vista.

     

    Si tiene diabetes, corre un riesgo mayor de padecer enfermedades en las encías u otro tipo de problemas en la boca. Conozca más acerca de cómo mantener una buena salud dental.

     

    Abandonar el hábito de fumar es difícil, pero vale la pena. El tabaco produce muchos efectos perjudiciales para la salud, especialmente en personas con diabetes. Sin importar por cuánto tiempo haya fumado, cuando deje ese hábito su salud mejorará.

     

    El alcohol está presente en todas partes: en las reuniones familiares, las comidas al aire libre, luego del partido de softball de la empresa donde trabaja y en fiestas. Una pregunta muy común es "¿Qué desea beber?". Si tiene diabetes, ¿qué contestaría?

     

    El estrés se produce cuando algo provoca que su cuerpo se comporte como si fuera atacado. Su origen puede ser físico, como una herida o una enfermedad, o puede ser de origen mental, como los problemas de pareja, laborales, de salud o económicos.

     

    fuente: American Diabetes Association

     

     

     

  • DIABETES TIPO 2

    Diabetes Tipo 2 – la más común en adultos, y ahora está manifestando en los niños con problemas de obesidad

     

    En los Estados Unidos, hay 26 millones de personas que sufren de todo tipo diabetes, desafortunadamente una cuarta parte de ellos -7 millones - no sabe que padece de la enfermedad. Otros 79 millones de personas tienen prediabetes, lo que significa que existe un riesgo elevado de diabetes de tipo 2. Estimaciones recientes calculan que uno de cada tres estadounidenses adultos padecerá de diabetes en el año 2050.

     

    La diabetes de tipo 2 es la clase de diabetes más común. En la diabetes de tipo 2, el organismo no produce suficiente insulina o las células ignoran la insulina. La insulina es necesaria para que el organismo pueda utilizar el azúcar. El azúcar es el combustible esencial para las células del organismo y la insulina transporta el azúcar en la sangre hacia las células. Cuando la glucosa se acumula en la sangre en lugar de penetrar en las células, pueden presentarse dos problemas:

     

    • En lo inmediato, las células pueden quedar privadas de energía;
    • Con el paso del tiempo, los niveles altos de glucosa en la sangre pueden dañar los ojos, los riñones, los nervios o el corazón.

    Descubrir que uno sufre de diabetes causa temor, pero no se desespere. La diabetes de tipo 2 es una enfermedad seria, pero las personas con diabetes pueden llevar una vida saludable y feliz, y vivir por muchos años.

     

    Si bien las personas de todas las edades y razas pueden padecer diabetes, algunos grupos corren más riesgos que otros de desarrollar diabetes de tipo 2. La diabetes de tipo 2 es más común entre los afroamericanos, los latinos, los nativos americanos y los asiáticos americanos/ de las islas Pacífico, así como los ancianos.

     

     

    Para determinar si un paciente tiene diabetes latente o diabetes, los profesionales de la salud realizan una prueba de glucosa en el plasma en ayunas (GPA) o una prueba oral de tolerancia a la glucosa (POTG). Con cualquiera de esas dos pruebas, puede diagnosticarse la diabetes latente o la diabetes. La Asociación Americana de la Diabetes recomienda la prueba de GPA porque es más económica, rápida y fácil de realizar.

     

    Si en la prueba de GPA se detecta un nivel de glucosa en la sangre en ayunas entre 100 y 125 mg/dl, significa que la persona tiene una diabetes latente. Una persona con un nivel de glucosa en la sangre en ayunas de 126 mg/dl o superior padece diabetes.

     

    Síntomas de la Diabetes

     

    Frecuentemente la diabetes pasa desapercibida debido a que sus síntomas aparentan ser inofensivos. Nuevos estudios indican que la detección prematura de los síntomas de la diabetes y su tratamiento pueden disminuir la posibilidad de desarrollar las complicaciones de la diabetes.

     

    Algunos de los síntomas de la diabetes incluyen:

    • Orina frecuente
    • Sed constante
    • Hambre excesiva
    • Pérdida de peso inexplicable
    • Aumento de fatiga y debilidad
    • Irritabilidad
    • Visión borrosa

     

    Si presenta uno o más de estos síntomas de la diabetes, vea a su médico inmediatamente.

     

     

     

    fuentes: American Diabetes Association

     

     

  • LA DIABETES Y LA ALIMENTACION

    Aprenda a alimentarse de manera saludable sin dejar de comer sus alimentos favoritos

    Entre sus amigos, quizás haya algunos que tengan familiares mayores con diabetes. Ellos dirán: “Sí, mi abuela tiene diabetes, ¡y no puede comer casi nada!” Probablemente piense que una “dieta para la diabetes” equivale a comer “alimento para conejos”. Y, si bien es cierto que antes se pensaba que las personas con diabetes tenían que tener mucho cuidado con lo que comían (nada de azúcar, nada de darse gustos, nada de comer muchos carbohidratos), ahora sabemos que eso no es verdad. No es necesario que coma “alimentos especiales” ni que deje de comer sus comidas favoritas. Hoy en día, no existe una “dieta para la diabetes”.

     

     

    Una forma rápida de asegurar el consumo de una variedad de alimentos saludables en cada comida es evaluar su plato de comida. Cuando se siente a comer, trace un par de líneas imaginarias en su plato para dividirlo.

     

     

     

     

     

    Aproximadamente un cuarto de su plato debe contener carbohidratos. Otro cuarto debe contener proteínas: carnes, pescado, huevos, queso o tofu. La otra mitad del plato puede llenarla con vegetales y ensalada. Luego puede agregar un pequeño pancito o una tajada de pan. ¡Y ya está listo para comer!

     

    Por supuesto, debe asegurarse de contar los carbohidratos o los intercambios que haga en la comida para estar seguro de que la insulina y el ejercicio físico están dentro de los parámetros normales. De modo que evaluar su plato de comida dará como resultado una comida sana y balanceada, rica en nutrientes, vitaminas y minerales.

     

     

    El tamaño de las porciones

     

    Una de las claves para elaborar un plan de alimentación para personas con diabetes es el tamaño de las porciones. Es fácil decir que una porción de pasta contiene alrededor de 48 carbohidratos. ¿Pero qué tan grande es esa porción? La caja dice que alimenta a cuatro personas. Pero en muchos casos, una sola persona se come todo el contenido de toda una caja. ¿Entonces cómo se conoce el tamaño de la porción? Para los principiantes, la clave está en dar vuelta la caja y leer los Datos de Nutrición que figuran en la parte posterior. Allí se indican cuántas porciones contiene la caja, cuántos carbohidratos hay en una porción así como cuál es el tamaño de una porción.

     

    Entonces, ahora cuenta con su pasta y ahora ya sabe que el tamaño de la porción equivale a una taza. ¿Ahora debe usar un vaso medidor cada vez que coma? Bueno, no, pero sí es útil hacerlo al principio. Durante los primeros meses, probablemente quiera usar un vaso (o una cuchara o una balanza) para medir las porciones siempre que sea posible. Después de un tiempo se acostumbrará a calcular una porción dentro de su taza. Usted sabrá que una porción de cereal llega hasta la mitad del interior de la taza. O que es aproximadamente igual al tamaño de su puño. Se entiende, ¿verdad? Después de un tiempo, será capaz de calcular el tamaño de las porciones a ojo casi en cualquier recipiente.

     

    A continuación, encontrará algunos tamaños de porciones “calculados a ojo” para comenzar:

     

    Una porción de… mide… y equivale al tamaño de...
    Queso – 1 onza (aprox. 30g) – cuatro dados
    Arroz – ½ taza – media pelota de béisbol
    Panecillo (bagel) – 4 onzas (aprox. 110g) – un disco de hockey
    Carne – 3 onzas (aprox. 85g) – Un mazo de naipes
    Mantequilla de maní – 2 cucharadas – Una pelota de ping-pong
    Pastas – 1 taza – una pelota de tenis

     

    Novedades sobre el azúcar

     

    Alguna vez le habrán dicho que las personas con diabetes no pueden comer azúcar. Algunas personas incluso piensan que comer mucha cantidad de azúcar es lo que causa diabetes. Esas ideas hacen que el azúcar parezca “el villano de la historia”. Pero el azúcar no es mala. Simplemente es un tipo de carbohidrato.

     

    Es cierto que comer mucha cantidad de alimentos azucarados no es buena idea.  En primer lugar, porque es malo para los dientes. En segundo lugar, porque muchas golosinas y dulces tienen gran cantidad de azúcar y grasas, y no demasiadas vitaminas y minerales. Los dulces ocupan un espacio en el plan de alimentación (¡y en el estómago!) que sería mejor que lo ocupen alimentos nutritivos.  Los dulces, las tortas y otras delicias sólo deben comerse ocasionalmente.

     

    Los médicos solían recomendar a las personas con diabetes que evitaran el azúcar. Pensaban que el consumo de azúcar haría que los niveles de glucosa en la sangre aumenten demasiado rápido. Nosotros sabemos que todos los carbohidratos afectan los niveles de glucosa en la sangre casi en la misma medida.

     

    Una papa y un brownie, si contienen la misma cantidad de carbohidratos, causan aproximadamente el mismo efecto sobre el nivel de glucosa en la sangre. Por supuesto, una papa tiene más vitaminas que un brownie, así que es una mejor opción.

     

    Si quiere incluir ese brownie (o un helado, galletas dulces o cualquier otra cosa) en su plan de alimentación, hable sobre esto con sus padres y con su dietista o médico. Probablemente no pueda comer helado después de cada comida. Quizás pueda hacerlo una vez por semana (por ejemplo, después del partido de fútbol de los sábados). Recuerde, en un plan de alimentación saludable no hay alimentos prohibidos, ni “villanos”. La clave es planificar con anticipación, para que los gustos que uno se dé sólo afecten las papilas gustativas, no el control de la glucosa en la sangre.

     

     

    “Libre de azúcar”

     

    Algunas personas con diabetes prefieren utilizar sustitutos del azúcar en los alimentos y las bebidas. En ciertos casos, es muy razonable, como en el caso de las bebidas gaseosas. Una lata de bebida gaseosa contiene una gran cantidad de azúcar y carbohidratos; por lo tanto, si desea tomar una gaseosa sin incluirla en el plan de alimentación, debe tomar una que contenga un sustituto del azúcar, la versión “diet”.

     

    Pero cuídese de esos alimentos “sin azúcar”. Muchas personas piensan que “libre de  azúcar” o “libre de grasas” significa “libre de carbohidratos”. Y eso no necesariamente es cierto. Cuando se trata de controlar la diabetes, lo importante no es cuánta azúcar (o cuánta grasa) contiene un producto. Lo importante son los carbohidratos.

     

    Tomemos un ejemplo:

     

    • El helado de vainilla. Puede comer una porción del tamaño de ½ taza de helado de vainilla común, que contiene alrededor de 15 gramos de carbohidratos.
    • O bien puede comer una porción de ½ taza de helado de vainilla de alguna de las marcas populares que se promocionan como más saludables y tal porción contiene alrededor de 18 gramos de carbohidratos.

    No cabe duda de que la porción de helado correspondiente a la marca “más saludable”, de menor contenido graso tiene menos calorías, y quizás también tenga menos azúcar, o menos grasas, o ambas. Eso puede ser importante para usted, o puede no serlo. El hecho es que, si consideramos la cantidad de carbohidratos que tiene el helado (y, por supuesto, la cantidad de insulina que se necesitará para cubrir esa comida), el helado de vainilla común tiene menos carbohidratos.

     

    Moraleja de esta historia: vale la pena leer las etiquetas de los alimentos. Muchas personas se paran en la tienda a leer los “Datos de Nutrición” que figuran en las etiquetas de cada producto que compre es norma

     

    FUENTE. AMERICAN DIABETES ASSOCIATION

     

     

     

Items 1 to 10 of 13 total

Page:
  1. 1
  2. 2